Liz Taylor: ojos color violeta

 

  

 

 Elizabeth Taylor falleció hoy 23 de marzo de 2011 a los 79 años.  Había nacido el 23 de febrero de 1932 en Londres.

Supo cautivar al publico desde su debut en 1942 a los 10 años de edad y a diferencia de otras estrellas infantiles como Shirley Temple o Judy Garland, se convirtió en una fantástica actiz dramática en su madurez.

Taylor como Amy en “Mujercitas” (1946)

 

Se casó en ocho oportunidades.  Con Conrad Hilton Jr. en 1950;  Michael Wildin en 1952; Mike Todd en 1957; con Eddie Fisher en 1959; con Richard Burton en 1964 y en 1975; John Warner en 1976 y con Larry Fortensky en 1991.    

 

 

Con el actor Richard Burton, con quien se casó dos veces, se conocieron durante la filmación de la película Cleopatra en 1963.  Cuentan que cuando rodaban su primera escena de amor, el set se incendió de pasión.

 

 

 

Conocida por su diminutivo, “Liz” fue considerada una de las mujeres más bellas de su tiempo y hoy se le rinde el último adiós.

 

  

  • sagitariana

    Alejandra impresionante las fotos gracias por compartirlas!!

  • Andrea Sánchez

    Muy buenas las fotos! Les cuento que escuché que había muerto Liz Taylor y recordé un cuentito que escribí hace tiempo inspirado en sus maravillosos ojos color violeta. No recuerdo haber visto muchas peliculas suyas pero siempre me parecieron fascinantes esos ojazos que tenía. Siempre me pareció muy loca además esa historia de casarse-separarse-casarse con Richard Burton, quien seguramente debe haber sido el amor de su vida.

    Me gustaría compartirlo con Uds a modo de homenaje para Liz:

    Una noche color violeta

    Por un momento, el mozo fue una nube opaca, sin vida. La silueta del hombre se desdibujaba en el aleteo imperceptible de su lente de contacto recién estrenada. Entre pestañeo y pestañeo, le veía el moñito bordó y el bigote entrecano con ligeros destellos violetas. Se rió de la ocurrencia mientras hacia su pedido y “la lente de Liz Taylor”, como ella misma la había bautizado, volvía a su sitio.
    Sin embargo, luego de ver a los otros comensales y a las milanesas con puré de un color violeta intenso, comenzó a preocuparse. De puros nervios le vino una risita histérica que en pocos minutos desencadenó en un feroz ataque de hipo. Ante la atenta mirada de todos los presentes optó por sacarse las lentes y dejar al descubierto sus naturales y miopes ojos marrones.
    Dejó un billete sobre la mesa y no quiso ni pensar qué estarían pensando de ella. Se puso de pie y en su ánimo de huir raudamente, no pudo calcular distancias. Así fue que en su carrera, llegó a la vereda dejando a sus espaldas un sinfín de pequeños accidentes.
    Afuera todo era oscuridad. La avenida estaba apenas iluminada por los carteles publicitarios que se convirtieron en sus únicas referencias para llegar a la parada del colectivo sana y salva. Esas y el aroma a choripán del carro de la esquina.
    De pronto, un bocinazo conocido. Tomó aire, se sacó los zapatos para no tropezar y corrió entre los colores de las luces. Traspasó la bruma olorosa de los chori con chimi y estiró el brazo justo a tiempo, en el mismo momento en que el vehículo se detenía.
    Tarde se dio cuenta que lo que tenía al lado no era un coche del corredor verde sino el camión de Cliba.
    Ante la interrogante mirada de uno de los basureros, optó por alejarse silbando bajito y casi casi como una gata sobre un tejado de zinc caliente. Paró un taxi de furioso e inconfundible amarillo y mientras el semáforo les cerraba el paso, no pudo vencer la tentación de ponerse de nuevo sus lentes violetas. Miró hacia atrás y con sorpresa descubrió que el empleado de Cliba no era otro que Richard Burton, rodeado de lucecitas, diciéndole adiós con la mano.

  • Pablo C

    Espléndidas fotos de Liz Taylor.
    Excelente documento gráfico.
    Gracias por compartirlo con los lectores.

  • Miguel E

    Qué linda producción de fotos! Gracias por esta oportunidad de recordar la carrera de una grande

  • leliamp

    Hermosa galería de fotos. ¡Que linda era! Gracias por recordarla

  • Alonso1

    Shirley temple era una actriz infantil que algo, poco, hizo como adulta. Judy Garlandj fué una actriz adolescente que pasó a ser una actriz adulta co gran éxito, la reina de la comedia musical y tan importante en su género como Liz, si eliminamos la notoriedad por escándalos en la época en la que estos existían