Doña Petrona, la reina de la cocina argentina

 

 

 

Como buena taurina me encanta la comida y de la buena. Pero no me gusta cocinar. Pero si miro programas de cocina, y lo hago desde muy chica, y claro mi curiosidad empezó con la “Reina de la cocina” doña Petrona C. de Gandulfo, (la C de su apellido es de Carrizo).

Miraba “Buenas Tardes Mucho Gusto” programa femenino de la década de los 60, imperdible en las casas argentinas cuando estaba doña Petrona, pionera en su profesión de ecónoma, antes se llamaban así, ahora son cocineras o chef.

 

Un día doña Petrona iba con su auto por la calle y rozó el auto de Ángel Labruna, jugador de fútbol, y éste le gritó “anda a cocinar”. Claro que, no porque él le dijera eso es que ella se dedicó toda su vida a hacerlo.

 

Hablemos un poco de esta mujer que salió a trabajar no por necesidad, sino, porque quería independencia económica y vivir bien. Todo un adelanto para su época.

La señora vivía con su marido frente a la antigua Compañía de Gas y se enteró que buscaban mujeres jóvenes para  enseñarles a usar la primeras cocina de gas. Se presentó y le dieron el trabajo junto con otras mujeres a quienes las enviaron a aprender a cocinar a la Academia del Cordón Blue. Y así empezó a cocinar. Pero no crean que la doña Petrona supo hacer todos los platos enseguida, su esfuerzo fue duro, hizo un trabajo constante y se esforzó por aprender, preguntó y tiró ingredientes millones de veces.

Leí un reportaje donde ella comentó: “Cuando veo que en la mesa alguien corta las empanadas con cuchillo y tenedor no lo invitó más”. A mí no me hubiera invitado más, ya que como hasta la pizza con cuchillo y tenedor.

 

Dictó clases y fue muy exigente con sus alumnas.

 

 

Durante los programas en tv la escuche más de una vez tratar severamente a su asistente Juanita, pero después se arrepentía y le decía algo dulce o gracioso para distender el mal momento. Y quién no jugó en la cocina, mientras nuestras mamás hacían la comida de “Juanita”, y hasta un día yo hice de Doña Petrona y mi mamá de Juanita, y entonces usé ese tono severo con mi mamá y ella me dijo, ojo como me tratas que yo no soy Juanita.

 foto2

Otra cosa que me llamaba la atención eran los platos tan complicados y sofisticados que cocinaba y como tardaba en hacerlos y como hablaba sobre ellos y los comentarios que hacia. Pero no dejaba de prestarle atención a todo.

Ella sabía que cocinaba con ingredientes muy caros y la gente se lo decía cuando la paraba en la calle; así que un día decidió escribir un libro donde estuvieran las recetas explicadas de la manera más fácil y práctica y que  todas las mujeres pudieran agasajar a su familia cotidianamente.

Los hombres también la miraban y la imitaban en sus cocinas, aunque ellos lo nieguen, piensen que hace 40 años atrás los hombres eran conservadores y no decían en publico que cocinaban porque eso era cosas de mujeres, pero Petrona sabía esto y que además, ellos son muy caros a la hora de poner manos a la obra así que les dedicó 3 recetas solo para ellos con los siguientes nombres: “Arroz a la crema con pollo y champignones”, “Lenguado al roquefort”, “Crepes suzette flambee”.

 

Y llegó la década del 70 en que las chicas no querían ser gordas y comer con tantas calorías, así que junto al Dr. Cormillot publicó un libro de cocina dietética “Coma bien y adelgace” y allí se podían leer recetas y hacer comidas tales como: “Ensalada de belleza” , “Pescado con yogur”, “Gelatina de frutillas”.

 

Les cuento un secreto a todas las fan de doña Petrona. Un día ella contó que: “Para los hombres, la cocina, es una diversión, para las mujeres una obligación y para mí es una pesadilla”. Y yo que pensé que le encantaba y que hasta en sueños cocinaba.

 

La señora dejó miles de recetas y muchos libros y es la abuela de todas estos nuevos chef y cocineros que hoy pueblan este bendito país. Y para finalizar esta nota, les doy como postre otro comentario que doña Petrona nos dejó:

“Si tuviera la posibilidad de reencarnarme me gustaría ser una hermosa cocina con un buen horno, para hacer buenos platos y excelentes tortas”

 

 

  • Gabriela

    Tere me encantó la nota. Me hiciste viajar a la infancia, cuando veía buenas tardes mucho gusto. Un dato curioso el libro de Doña Petrona por décadas fué uno de lo libros más robados de la Biblioteca Nacional.

  • Beatriz

    Uno de mis bienes más preciados es el libro de Doña Petrona que era de mi abuela, con anotaciones de mi abuela hechas a lápiz, bastante descuajeringado y bien usado. Muchas de las recetas realmente son de otra época, de cuando se cocinaba para veinte personas y una receta podía llevar una docena de huevos y toneladas de manteca o harina. Sin embargo, el libro de Doña Petrona tiene literalmente de todo, no sólo esas recetas complicadísimas sino también cosas básicas como cómo hacer caramelo o un huevo frito, y su consulta me ha sacado de más de un apuro. Muchas de las recetas que uso, la de panqueques por ejemplo, son de allí.

  • cARlos Raúl

    Doña Petrona es infalible. Yo jamás había cocinado un postre y se me ocurrió probar con un flan. Lo hice siguiendo al pie de la letra su receta y salió delicioso. Todas sus proporciones son estudiadas, nada que ver con los modernos cocineros mediáticos.

  • Patricia

    Que de tardes mirando tele eh! Doña Petrona y Juanita dos instituciones. Muy amena y un poco nostalgica me encanto tu nota

  • guille

    Felicitaciones por el cariño puesto en la nota.

  • mimi

    realmente era una genia. A mi me sorprendia las rosas que armaba con el pure de papa.

  • PABLO

    Muy buena nota sobre Doña Petrona. Me hiciste reir mucho. Es muy cierto eso de que a los hombres nos causa placer cocinar. Por lo menos en mi caso se cumple en un 100 %. Y a las mujeres cada vez les gusta menos la cocina.
    ¿No será que los hombres cocinamos mucho mejor? ya lo creo, salvo mi vieja que es inigualable.

  • Normabaires

    No sabía nada de lo que se cuenta en la nota, valió la pena leerla. Consulto el libro heredado de mi suegra para los platos comunes que los chefs no enseñan más como por ej. lengua a la vinagreta o mondongo.

  • Vicky

    Tengo el libro de doña Petrona y siempre se puede recurrir cuando el resto falla. Eso sí, un atentado al colesterol. Manteca y huevo en todas las recetas. El remake de Narda es muy bueno.

  • Titi

    Tuve la suerte de conocer a Doña Petrona y a Juanita en sus últimos años de vida y de concurrir a su casa por ser amiga de su Nieta Marcela, una de las cosas que me llamó siempre la atención y me provocaba una gran ternura era la devoción y cariño con que se trataban mutuamente, ya que juanita era por aquel entonces la única persona con quien Petrona convivia; despues de 60 años de ininterrumpida fidelidad hacia su “patrona” y posteriormente amiga. Las imagenes y recuerdos de aquella etapa me resultan imborrables.

  • Daniela Rodríguez

    Muy buena nota, muy amena y completa.
    Felicitaciones.
    Todo vuelve y se reinventa.
    Es muy divertido recordar aquella época.

  • Edgardo maffía

    Ahora, cerca de los 60, la veo a Doña Petrona y me parece una jovencita. Era buena en lo suyo y marcó una época. En un estante de mi biblioteca atesoro su libro de cocina; que por cierto, está muy bien escrito. Gracias por la nota. Edgardo Maffía

  • MitdeSan

    La cocina de Petrona en Buenas Tardes Mucho Gusto. Cuanta nostalgia!.La nota transmite ternura. Aprendi a cocinar con ella y con mi madre. Si seguis a Petrona no vas a fallar. Y podes adaptar sus recetas como muy bien lo hace Narda y no vas a fallar. Petrona no es superada porque sus recetas fueron muy probadas. Su forma de cocinar es escuela. Su minuciosidad para explicarla Marca registrada. Gracias Petrona, gracias Juanita

  • Gaby

    En honor a su fiel compañera de toda la vida como dice Titi comentario(10), Petrona elaboró la torta Juanita. Sin duda podía retarla pero la quería mucho.

  • Teresa Aversa

    Les agradezco a todos, sus comentarios y sus recuerdos en esta nota sobre Doña Petrona. La verdad, para mi, fue un honor y un placer haberla escrito. Gracias lectores del Archivoscopio y los invito a que sigan leyendonos y aportando sus comentarios. Tere.

  • VANESA

    Hola soy de la pampa donde puedo adquirir los libros de Doña Petrona

  • JOse Luis

    Que buen nivel de blog la verdad que tiene muy buen diseño y buena informacion, es un placer, un abrazo.- ya los pongo entre mis favoritos chau chacu ….

  • Maru

    Las mejores recetas caseras!…voy a añadir sus recetas a mi planificador que me permite organizar el menú semanal,generar la lista de compras y tener actualizado on-line mi despensa, es genial http://www.facilfood.cl

  • pichi

    doña petrona, te amo !!!!!! siempre que quiero lucirme pongo en marcha alguna de tus recetas
    sos la mama gastronomica del resto, blanca cota, marta baines, choly berreteaga, y ahora narda. te admiramos, te recordamos, fuiste una GRANDE nunca fallan tus recetas, nunca !!!
    estarás cocinandole al barba algun souffle de zanahorias ????? gracias por tu paso por la vida. dejaste una huella imborrable..

  • MARIA JULIA

    petrona ,me ensenaste a usar las manos ,para probar y sentir mejor mi receta .las medidas eran exactas,como disfrutaba ccuando llegaba la hora de verte junto a ana maria tan delicada,anteriormente,maricarmen como pRESENTADORA,

  • Yaz

    Hola queria hacer una consulta. Mi papa cocino un puchero y le salio amargo, la carne y las verduras. Queremos saber que pudo haber pasado?