Cuando la estación de La Plata fue Graz

 

¡Qué sorpresa  se llevaron los desconcertados pasajeros del ferrocarril Roca cuando aquella mañana de fines de enero de 1997 fueron a tomar el tren a la estación de La Plata!

De pronto, y cómo formando parte de un escenario poco habitual, todo había cambiado, todo se había transformado.  Ahora la estación se llamaba Graz. Era cómo regresar a 1939. Un Camión de la II Guerra Mundial, automóviles antiguos, soldados alemanes, banderas con la cruz Svástica adornando los principales accesos del coqueto edificio de la terminal ferroviaria y un  grupo de gente extraña copando el lugar.

.

Pero lo más extraño aún era el generoso despliegue policial por un lado y otro numeroso grupo de fans, en su mayoría mujeres adolescentes, por el otro.

Y para completar la escena estaban nada menos que Brad Pitt y Jean Jacques Annaud,  ¿Que hacían?  Filmaban secuencias de la película “Siete años en el Tibet”.

En realidad lo que se estaba filmando era el comienzo, aquella parte en la que  Heinrich Harrer, alpinista austriaco y miembro de las SS Hitlerianas (Brad Pitt), se despide de su esposa y toma un tren en la estación Graz, en Austria,  rumbo al Himalaya.

La producción del filme había elegido ésta estación platense por su gran parecido con la estación Graz, la original de la historia.

Cuentan los diarios de la época que fueron un total de 4 días de filmación y que causó gran alboroto en la ciudad de La Plata, debido al despliegue de los equipos fílmicos, a la gran cantidad de extras desplegados en el lugar, al descontrol de las fans de Brad Pitt, y hasta por una marcha de los comerciantes del lugar exigiendo un resarcimiento económico por ver interrumpida la afluencia habitual de clientes a sus negocios.

 El director del filme Jean Jacques Annaud da indicaciones durante el rodaje de la película. Brad Pitt mira amenazante hacia el lugar desde donde se tomó la fotografía.

Fotografías obtenidas por Willy Gómez de LA NACIÓN 
Fotos del ARCHIVO del DIARIO LA NACIÓN