Una argentina en el Mundial de la discordia, la fe y el hiyab

 

Ajedrecistas iraníes y el uso del hiyab en el duelo con Argentina en la Olimpíada de Bakú, en 2016

 

La fe suele ser pilar indispensable para el deportista; el impulso inspirador para escribir las grandes hazañas en el juego. También puede ser sinónimo de confianza, seguridad u honradez. Se puede tener buena o mala fe, e incluso hay quienes cobran por dar fe. Pero en temas religiosos la creencia no necesita de pruebas; se tiene fe o no se la tiene. Se respetan sus usos y costumbres.

En octubre último, la Federación Internacional de Ajedrez, (FIDE) anunció que la serie final, del campeonato mundial femenino; una prueba por eliminación directa, con u$s450 mil en premios, que reunirá a las 64 mejores jugadoras del planeta se llevará a cabo en Teherán, la capital de la República Islámica de Irán. Un punto del planeta con una religión arraigada desde hace milenios, con usos y costumbres donde lo obligatorio no da lugar al voluntario.

Ayelén Martínez, representante de la Escuela de Talentos de San Luis; única argentina en el Mundial de Irán

Hasta allí viajará una joven argentina, nacida en La Rioja hace 23 años, pero adoptada deportivamente desde 2009 por la provincia de San Luis, la maestra internacional Ayelén Martínez en medio de un escándalo de declaraciones cruzadas entre algunas protagonistas y el silenzio stampa de las autoridades.

Es que tras conocerse algunas de las exigencias a las que serán sometidas las jugadoras, para  adaptarse al estilo de vida del Islam, una decena de las mejores jugadoras del ranking se manifestó en contra y presentaron su renuncia al certamen. Incluso algunas amenazaron con llamar a un boicot.

La campeona norteamericana, de origen georgiana, Nazi Paikidze-Barnes

La campeona norteamericana, de origen georgiana, Nazi Paikidze-Barnes, encabezó una campaña para que las jugadoras no fueran obligadas a usar hiyab. “No llevaré el hiyab, ni apoyaré la opresión a la que son sometidas las mujeres en ese país, aunque esto me lleve a perderme una de las competencias más importantes de mi carrera”, escribió en su cuenta en Instagram mientras presentó un petitorio en la plataforma change.org, que reunió más de 9000 firmas, entre ellas la de la máxima estrella de este deporte, el ruso Garry Kasparov. La postura fue acompañada, además, por la campeona mundial, la china Hou Yifan, la subcampeona Mariya Muzychuk (Ucrania), Humpy Koneru (India), Irina Krush (EE.UU.), las rusas Tatiana Kosintseva y Alisa Galliamova y la australiana Emma Guo. Pero la FIDE hizo oídos sordos y no modificó su postura.

Como se sabe el hiyab es el pañuelo usado tradicionalmente por las mujeres musulmanas en presencia de hombres adultos que no sean de su familia próxima, que normalmente les cubre el cabello y partes del cuerpo.

La maestra argentina Carolina Luján, la N°1 del país y entre las mejores del Continente, frente a la falta de respuesta del organismo rector (FIDE) -consultó por sus derechos y la rigidez de exigencias-, anunció la renuncia de su plaza. Luján había ganado el derecho de jugar el Mundial tras ganar el Zonal Sudamericano en noviembre de 2015. Dado que la 2ª clasificada en esa prueba, la maestra Marisa Zuriel, también decidió no participar de la competencia, la plaza quedó en poder de la joven Ayelén Martínez, actual campeona argentina.

el equipo femenino olímpico de Argentina, en Bakú. Felgaer (entrenador), Moccero (capitán), Martínez, Luján, Zuriel y Fernández. Falta la primer suplente, Denise Carraro.

“Al tomar esta decisión de jugar el Mundial me puse en contacto con Carolina (Luján) y entendí su postura, aunque no la comparta; no me parece tan grave el tema de adaptarme a las reglas de un país por un par de días. Tenemos posturas diferentes y nada más. Lo hablamos, lo aclaramos e incluso, ella me deseó mucha suerte. Para mí es importante que entre nosotras todo quede bien, porque somos integrantes del equipo olímpico argentino, convivimos en armonía y Carolina será, como también, Claudia Amura, mis referentes en esta actividad”, contó Martínez, N°3 del ranking doméstico y preclasificada N°57 en el Mundial que reunirá a 64 jugadoras.

¿Qué sabes de las costumbres de las mujeres iraníes?

No mucho; sé que hay algo obligatorio en el uso de la ropa, de cubrirse la cabeza, que la mujer no se comporta tan extrovertida frente a un hombre que no sea su marido. Tengo entendido que la mujer es más sumisa, muy distinta a mi personalidad, creo que comparado con lo que sucede acá, algunas cosas pueden parecer tan descabelladas, como la que una mujer le guste o pueda e ir a una cancha a ver fútbol. Tengo muchas ganas de ver todo con mis propios ojos y sacar después conclusiones.

Ayelén Martínez, que habla inglés, italiano y portugués, que está aprendiendo ruso y siente admiración por las obras del filósofo romano, Séneca, contó sobre su preparación para el certamen mundial. En el sorteo de la competencia, que se disputará por eliminación directa, la joven representante de la Escuela de Talentos, de la Universidad de La Punta, tendrá por rival, a la china, Zhao Xue, 8ª preclasificada.

“Sí está claro que ella es la favorita pero son dos partidas (risas); me preparé a conciencia con mi guía y entrenaor, el maestro Pablo Ricardi, también con el campeón argentino, Diego Flores y otros maestros con quienes me une una gran amistad. La idea será no salir de mi repertorio, pero sí trataré de cambiar algunas de las líneas que no son habituales en mi juego, tal vez pueda sorprender mi rival con ello”, dijo Martínez cuya preparación la llevó a cabo en el flamante Centro de Alto Rendimiento “Arturo Rodríguez Jurado (h)” en el Campus de la ULP. Y agregó: “Soy la principal interesada en jugar el Mundial, tengo un equipo de profesionales detrás de mí y un gobierno provincial que apoya firmemente al ajedrez. Ahora en San Luis tenemos un Centro de entrenamiento tan importante como el CENARD, en mi preparación para este Mundial, conté con nutricionista, psicólogo, médico, personal trainner y salas individuales para estudiar ajedrez. ¿Cómo no me voy a motivar con todo este apoyo, y toda esta gente que se ocupa de todo para que no me falte nada?”.

La española, Sabrina Vega

 

La maestra, Ana Matnadze

 

Mientras tanto, las dos principales ajedrecistas españolas, Sabrina Vega y Ana Matnadze -de origen georgiano-, tampoco tomarán parte de la competencia. “No es lo mismo ir a Irán como turista y ponerte el velo para pasear por sus calles, que verte obligada a jugar un Mundial con una prenda molesta a la que no estás acostumbrada, aparte de otras restricciones de libertad sobre todo cuando sales a la calle. La decisión es muy difícil de tomar porque las propias jugadoras iraníes nos han pedido que no boicoteemos el certamen, que con nuestra presencia habrá un mayor progreso del ajedrez e Irán y un avance de las libertades de la mujeres en ese país”, contó Vega.

CARLA HEREDIA ECUADOR

 

 

 

 

 

Por su parte la ecuatoriana y campeona Panamericana, Carla Heredia, tras su renuncia a la prueba, contó: “el deporte debería estar libre de discriminación, por género, religión y orientación sexual. Me preocupa la ley que prohíbe que una mujer comparta un cuarto con un hombre si no están casados. ¿Y si una deportista quiere compartir la habitación con su entrenador, por qué no puede?”.

 

Hace 40 años, con la llegada al poder del Ayatolá Jomeini, el juego de ajedrez fue considerado diabólico y prohibido en esa región del mundo. Grupo de intelectuales consiguieron persuadir al líder religioso que antes de su muerte en 1989, autorizó la práctica del ajedrez. Desde entonces, hombres y mujeres iraníes han progresado en el dominio de los trebejos; en la última Olimpíada en Bakú, el seleccionado masculino se clasificó 16° (Argentina, 32°) y el femenino, 11° (Argentina, 36°).

Así las cosas, esta vez, las cuestiones religiosas relegaron el plano deportivo de la competencia. Hasta acá llegaron también los planteos y reclamos por los derechos de la mujer. El mundo del ajedrez, ya no es un pañuelo.

 

 

 

 

  • Ariel

    ¿Dónde se puede ver la fuente en qué Hou Yifan se adhirió a la protesta de Nazi Pakidze? Por lo que sé, la regente campeona mundial estaba disconforme con el sistema de juego.

    • http://blogs.lanacion.com.ar/ajedrez/ Carlos Ilardo

      Estimado Ariel, gracias por sumarte a esta comunidad. Durante mi estada en Bakú, por la Olimpíada de ajedrez en Azerbaiyán tuve la oportunidad de conversar con la campeona mundial. Conozco su posición, entendí sus argumentos, pero no se trató de una declaración, por eso no puse encomillado. Fue una conversación entre ambos. Espero lo comprendas.