Carolina Luján, en el club de Pentacampeones

 

Carolina Luján y su quinto título nacional

Una vez más, la gran maestra Carolina Luján volvió a dar muestra de su carácter y talento; a los 30 años, se adjudicó, en gran forma, al cabo de 8 ruedas, invicta con 7 puntos -producto de seis triunfos y dos empates-, el 68° Campeonato Argentino Superior Femenino; la principal competencia individual de mujeres que organizó la Federación Argentina de Ajedrez (FADA) y que se llevó a cabo en dos sedes de la Ciudad de Buenos Aires: El Palacio de Aguas Corrientes y El Club Argentino.

“Todos los torneos tienen sus particularidades, aquí quedé condicionada desde la 2ª rueda cuando firmé mi primer empate, eso me obligó a salir a buscar la victoria en cada partida. Afortunadamente antes del final logré recuperar la punta y en la última jornada llegó la consagración” contó Luján, la N°1 del ranking femenino local y N°95 entre todas las ajedrecistas del mundo.

Con esta victoria, Luján representante de la Universidad Tres de Febrero (Untref) alcanzó su 5° título nacional -los anteriores fueron en 2000- 2001- 2004 y 2006-, y de esta manera, se sumó al selecto club de los pentacampeones argentinos.

 

La marca de Miguel Najdorf, con 8 conquistas aún está vigente

La mujer record; Dora Trepat de Navarro (con piezas blancas) también sumó 8 conquistas

Aún siguen vigentes los records de Don Miguel Najdorf (1910-1997) y Dora Trepat de Navarro (1910-1971) con 8 conquistas de campeonatos argentinos en varones y mujeres, respectivamente. Algunos de sus inmediatos perseguidores ya fueron alcanzados por un jaque mortal que los obligó a abandonaron la partida: Celia Baudot de Moschini (1910-2000) con 6 conquistas entre las damas, y los maestros Héctor Rossetto (1922-2009) con 5, Roberto Grau (1900-1944) con 6 y Raúl Sanguineti (1933-2000) con 7.

El grupo vigente de pentacampeones lo integran: Pablo Ricardi y Rubén Felgaer (en varones), y Liliana Burijovich y Claudia Amura (entre las damas); junto a ellas, a partir de ahora estará Carolina Luján.

Luján junto al presidente de la Federación Metropolitana de Ajedrez, Alejandro Sass, y el trofeo donado por la empresa AySA.

Te convertiste en la tercera ajedrecista, junto a Claudia Amura y Liliana Burijovich en ganar cinco veces el Argentino Femenino; Dora Trepat de Navarro aún tiene el record de las ocho conquistas. ¿Te gustaría superarla?

Creo que sí, tengo 30 años y muchos torneos Argentinos por jugar. Por supuesto que me gustaría, aunque no es una de mis metas. Mi mayor deseo es alcanzar el título de Gran Maestro Absoluto y conquistar nuevos títulos internacionales.

 ”¿Algún recuerdo de mi primer Argentino en 2000?, era muy chica, fue uno de mis primeros torneos de mayores. Se trató de un torneo muy difícil para mí en ese momento y resultó una gran alegría ganarlo, porque ello me clasificó para jugar mi primera Olimpíada de Ajedrez en Estambul 2000, aunque no pude viajar a competir por los problemas que ya había en ese entonces con la FADA. Fuimos muchos los ajedrecistas que padecimos esa triste situación; si no recuerdo mal, Rubén Felgaer estaba en ese grupo”.

El podio del último Argentino Femenino; Ayelén Martínez (3a), Luján, y Claudia Amura (2a)

“¿Por qué diez años desde el último Argentino en 2006?, La verdad es que no jugué muchos Campeonatos Argentinos. Los cuatro que gané (2000, 2001, 2004 y 2006) fueron consecutivos. En 2009 no tuve buenas actuaciones en todo el año, y el Argentino Femenino no fue la excepción. Mi Elo bajó de 2426 a 2296 puntos, en ese momento pasaba por una situación personal difícil y eso evidentemente se reflejó en mi juego. Después volví a jugar el Campeonato Argentino de 2013, en San Luis y finalicé 2ª detrás de Florencia Fernández, que fue la ganadora con un descollante puntaje: 9 puntos en 9 ruedas. Yo jugué un buen torneo, pero Flor estuvo de maravilla. Los años que no jugué fueron en su mayoría por que estaba compitiendo en el exterior o en desacuerdo con las condiciones organizativas propuestas por la Federación Argentina”.

Sin duda que la carrera ajedrecística de Carolina Luján, como la de tantos otros maestros fue maltratada por impresentables gestiones que anteriormente condujeron la FADA; la del período 1999-2012, acaso, será recordada como la peor de todas.

Hace tres años, éste mismo campeonato argentino encendió la mecha de la vergüenza, cuando un grupo de jugadoras encabezada por la propia Luján reclamó por las pésimas condiciones a las que eran sometidas las jugadores. Fue necesario el armado de un acta y la suspensión del comienzo de la 1ª rueda – programada el 25 de junio de 2012-, hasta que aquella caterva de dirigentes se comprometiera por escrito a cumplir con el pedido de las jugadoras.

Aquí el enlace con el detalle.

En noviembre de 2012 se produjo la expulsión de esos dirigentes; en 2014 se creó una Comisión Normalizadora que encabezaron Mario Petrucci y Raúl Bittel, y desde julio de 2015, aprobado por la Inspección General de Justicia (IGJ), la FADA es dirigida por el binomio Petrucci- Menón.

 

La mejor ajedrecista de la Argentina

Junto a la premiación hablaste de lo bien que te sentiste y cómo te trataron.

“El torneo estuvo muy bien organizado, por supuesto que siempre se puede mejorar, pero aunque no suene creíble, muchas veces no se cumplían con las condiciones mínimas para jugar, y este Campeonato Argentino fue de primer nivel. Los anfitriones, el Club Argentino de Ajedrez y el Palacio de Aguas Corrientes (de la empresa Obras-Aysa) nos trataron de ¡diez!.

La Organización Marcel Duchamp aportó una bolsa de premios de $75.000, que sin dudas jerarquizó el torneo y el arbitraje (a cargo del AI, Juan Huergo, y los adjuntos, AN. Juan del Giúdice, AR, Mario Tejera y AR Daniel Pozzo) se destacó por su profesionalidad. Esta vez la FADA acertó con la designación de las sedes y organizaron un excelente torneo que propició la participación de todas las integrantes del último Equipo Olímpico Argentino

No hubo guerra; el duelo Amura vs. Luján terminó en tablas, tras 18 jugadas

 ¿Cómo viví el torneo?. La partida con (Milagros) Brizzi fue un golpe duro; jugué bien, quedé mejor, ganada y con más tiempo, pero mi rival encontró una jugada en el apuro de tiempo que no pude refutar y la partida se complicó tanto que podría haber perdido. Ese empaté en la 2ª rueda me condicionó a ganar todas las partidas restantes, y eso me propuse. Por suerte, Claudia empató con Marisa (Zuriel) en la 6ª, le desconté medio punto y pude llegar a la punta.

Vencer a las mejores y jugando esas partidas con negras, claramente tiene un sabor especial porque son rivales fuertes que también quieren ganar.

¿Mi duelo con Amura?. Con Claudia es difícil jugar, somos buenas amigas y yo me formé admirándola, no sólo como jugadora sino también como persona y referente, pero en el tablero competimos y ambas nos queremos ganar. Disfruto de la sana competencia que se da con mis colegas, porque afuera somos amigas y muchas veces compañeras de equipo, pero adentro del tablero nos tiramos con todo… (risas).

¿Tus próximos pasos?.

Este año seguir entrenando porque se vienen dos competencias internacionales importantes: el Zonal y el Continental. Actualmente soy la campeona de ambos torneos, y me gustaría defender mis títulos en las mejores condiciones posibles, por eso hice esa mención en la premiación, quiero y necesito que la FADA me apoye para entrenar y competir. Me gustaría por ejemplo, saber con tiempo si cuento con ese apoyo, y si es así con qué me pueden apoyar. Para esos torneos hay que pagar pasajes, inscripciones en dólares, el pasaje, la estadía y los honorarios de mi entrenador, etc. Es mucho y tras más de 20 años de carrera, con mi trayectoria y con los tres títulos en mis manos me gustaría que alguna vez me llamen y me digan: “Caro, tranqui, tenes todo para entrenar y competir”.

La consagración de Luján en el Zonal (Montevideo 2013) junto a Rubén Felgaer

Aquí con la conquista del Continental 2014, en Villa Martelli; la acompaña la escolta, la argentina Marisa Zuriel

¿Mi rutina con el ajedrez?.Entreno desde hace un tiempo con Martin Labollita, pero también realizo algunos entrenamientos específicos con otros maestros. Está demás decir que el mayor trabajo es el que hago sola en casa, con la compu y los libros como todos los ajedrecistas. Mi rutina varía bastante porque además de competir en torneos trabajo dando clases particulares y coordinando el Programa de Ajedrez de la Universidad Nacional de Tres de Febrero. Generalmente me tomo días enteros para entrenar y manejo los horarios para cumplir con mi trabajo también. En el caso de los torneos me dedico ciento por ciento a preparar y jugar.

¿Puedo agradecer?

En este sentido quiero agradecer a UNTREF por apoyarme para entrenar y permitirme seguir dedicándome a competir en el alto rendimiento, sin descuidar el desarrollo del ajedrez universitario.

Carolina Luján, una maestra que no se rinde, y siempre va por más.

Aquí las 8 partidas disputadas por Carolina Luján, en el 68° Argentino Femenino.

Ésta fue la tabla final de posiciones