El Ajedrez en Capítulos (II): Fray Ruy López de Segura

 

Curiosamente, en 1560 un clérigo español se convirtió en el primer Campeón Mundial de Ajedrez Oficioso, pese a que la Iglesia había prohibido a mediados del siglo XII, la práctica del juego en la península Ibérica. Conocer a este singular personaje también es descubrir parte de la historia del milenario juego.

El clérigo español y sus principios “no santos”en el ajedrez

Nacido en 1530, en Segura de León, Badajoz, Ruy López de Segura fue una de las figuras emblemáticas del mundo de los trebejos -así se denomina a las piezas del ajedrez-. Aunque en los años de su infancia y juventud este juego había sido sólo un pasatiempo en las horas de estudio; el cura español llegó a la Corte del Rey Felipe II (hijo de Carlos I e Isabel de Portugal, que reinó España entre 1556 y 1598) no sólo por su vínculo con el clero sino también por su sabiduría en el ajedrez. Indudablemente, el rey era un fuerte aficionado a este juego y no dudó en contratar al fraile para que le transmitiera sus enseñanzas y conocimientos. Ruy López fue nombrado preceptor de la Corte y llegó a disfrutar de un interesante bienestar económico producto de las rentas que percibía de la monarquía. Su habilidad frente al tablero le dio fama internacional y esa aureola de ajedrecista invencible trascendió las fronteras españolas.

Su formación frente al tablero fue producto de las dos principales obras de aquellos tiempos; la de Luis Ramírez de Lucena, un estudiante de la Universidad de Salamanca que escribió en 1497, un incunable que en la actualidad se encuentra en el Palacio El Escorial, en Madrid, Repetición de Amores e Arte de Axedrez, y el libro, Questo libro e da imparare giocare a scachi et de li partiti, del portugués Damiano que fuera presentado en 1512 y cuyas reglas sobre los movimientos de las piezas cinco siglos después aún siguen vigentes.

 

Imagen del libro

En 1560 la fama de Ruy López llegó a Italia y, respondiendo a una invitación del Papa Pío IV -otro aficionado al ajedrez-, viajó a Roma para disputar un match frente a los mejores ajedrecistas de esa península. Allí derrotó a Leonardo da Cutri, alias Il Putino -El Hermoso- y a Paolo Boi, alias Il Siracusano. Tras esas victorias, Ruy López de Segura se autoproclamó en el Primer Campeón Mundial no oficial de ajedrez. Con el regreso triunfal a España, Ruy López publicó su única obra en la bibliografía ajedrecística; en 1561, en Alcalá de Henares, presentó Libro de la invención liberal y arte del juego de axedrez. El éxito de la obra obligó la traducción al francés e italiano.

 

el duelo entre españoles e italianos en la corte de Felipe II

En 1575, el Rey Felipe II decidió celebrar el Primer Torneo Internacional de Ajedrez; los italianos Leonardo da Cutri y Paolo Boi participaron del certamen junto a Ruy López y a otro destacado ajedrecista español, Alfonso Zerone. Los visitantes resultaron vencedores y fueron compensados con 1000 escudos de oro, joyas y pieles.

Ruy López de Segura que falleció en 1580, en Madrid, dejó el legado de la Apertura Española, bautizada también como Ruy López, la misma que 500 años después utilizan los mejores ajedrecistas del mundo. Misterioso.

 

El recuerdo en la casa del primer campeón mundial oficioso en el ajedrez

  • José Ramón Eyras

    Excelente artículo. Y muy interesante conocer que, si bien en 1560 Ruy López venció a los italianos da Cutri y Boi, luego fue batido por ellos en 1575. Lo que indica que estos dos países (aunque Italia tendría que esperar hasta 1870 para su definitiva unificación, ya existía como pueblo conformado) estaban a la vanguardia, no sólo en materia de ajedrez sino también en otros campos de la ciencia y el arte de su época.

    • http://blogs.lanacion.com.ar/ajedrez/ Carlos Ilardo

      Gracias José y me alegra que integre el grupo de lectores de este blog, Muchas gracias por sus aportes y el elogio a la nota. Saludos