Sandro Mareco, el Rey del ajedrez argentino

 

Sandro Mareco y la Copa de campeón argentino 2015

Muchas veces es frustrante cuando las cosas no se concretan, pero lo importante es no abandonar y seguir intentándolo porque a la larga, suceden”, sostuvo con fe de predicador el gran maestro Sandro Mareco, de 28 años, tras la conquista del 90° Campeonato Argentino Superior de Ajedrez; un título que le fue esquivo en seis oportunidades hasta que ayer, en el Círculo de Villa Martelli, en su séptimo intento lo alcanzó por primera vez, en su vertiginosa carrera. Antes había cerrado su actuación con un empate en la última rueda frente a su par, Sergio Slipak; Mareco totalizó 10 puntos (7 victorias y 6 empates) luego de 13 ruedas, con lo que se aseguró su flamante reinado. El ganador fue escoltado por Diego Flores (representante de la Universidad de La Punta, San Luis), con 9,5 y Fernando Peralta (viajó desde Barcelona para participar del certamen), con 9. El certamen que organizó la Federación Argentina de Ajedrez (FADA) repartió $125.000, en premios.

Junto a Mario Petrucci (Pte. de la FADA), Fernando Peralta (3°), Ludovico Grillo (Sec. Educación Vte. López) y Diego Flores (2°)

“Jugué a ganar todas las partidas, excepto la de hoy (por ayer) porque me convenía el empate; se lo ofrecí a mi rival en la 8ª jugada, si lo rechazaba iba arriesgarme y a jugar por la victoria, pero cuando aceptó me di cuenta que todo había terminado; por suerte todo salió bien. Enseguida me tranquilicé porque las últimas ruedas habían sido muy tensas. Es que mis principales rivales en la carrera al título, Diego Flores y Fernando Peralta no me perdían pisadas; ellos hicieron un gran torneo. La fuerza del certamen quedó reflejada en que en los últimos campeonatos se compartió el primer puesto con 9 puntos, y ahora yo hice 10, Flores, 9,5 y Peralta, 9”, dijo el nuevo Rey del ajedrez argentino.

Dado que el certamen tenía el espíritu de una prueba Preolímpica, con su conquista, Sandro Mareco además del título nacional logró una de las plazas para integrar el equipo argentino en la Olimpíada de Ajedrez de Bakú 2016.

Las posiciones finales:

 

¿Si te hubieran dado a elegir, ser campeón argentino o jugar la olimpíada que hubieras elegido?.

Sin dudas quedarme con el título de campeón argentino; yo tenía muchas ganas de serlo, es que desde 2009 se me venía negando la oportunidad, y ahora sabía que tenía muchas chances de lograrlo.

Sandro Mareco, a los 28 años, N°1 del ajedrez argentino

¿Te preparación fue especial, en qué consistió?

Yo vengo de jugar la Copa del Mundo (se disputó a partir del 11 de septiembre en Bakú, capital de Azerbaiyán); me preparé para jugar con el chino Ni Hua (N°42 del mundo) al que vencí y luego fui eliminado por Kovlayov, en 2ª rueda. Como entre nosotros, los jugadores argentinos nos conocemos muchos, lo que más pensé fue en qué tipo de esquema o estilo de partida quería imponer a mis rivales, con cuáles no se sentirían cómodo. Una vez que resolví eso, entonces la mañana previa a cada rueda, trabajaba duro buscando variantes de ese tipo de partidas; afortunadamente todo salió muy bien pero no hay que dormirse. Mi nuevo plan es conocer hasta dónde puedo llegar, y pienso trabajar más intensamente.

¿Cómo será eso?

Este año ya está terminado, quedan pocas cosas por hacer, ya mismo me estoy yendo a Brasil para jugar una prueba por equipos. Pero en 2016, dejaré de dar tantos días de clases a mis alumnos y sólo daré cursos intensivos de dos o tres días, porque quiero prepararme más. Actualmente estudio entre 50 y 60 horas semanales, la idea es seguir con ese ritmo pero sólo enfocado en mis torneos y no en la preparación de las clases de mis alumnos

¿Cuántos alumnos tenés?

En la actualidad debo atender a 20, pero ya superé más de un centenar de jugadores. ¿A quiénes entrené?, de los argentinos están Pichot, Krysa, Obregón, Tomás Sosa, y algunos extranjeros como Kevin Quispe, Brian Escalante, Renato Quintillano y Evandro Barbosa.

Angélica, la mamá de Sandro junto al flamante Rey del ajedrez argentino

La llegada de Angélica Mareco, maestra de Frontera y mamá de Sandro a la que cariñosamente él llama la Osa, en la ceremonia de cierre del torneo permite que ambos se estrechen en un abrazo de júbilo. Ya alguna vez, la orgullosa mamá había dicho de su hijo:

“Es un orgullo muy grande para una mamá tener un hijo autodidacta; soy muy feliz con Sandro. Sé muy bien de los esfuerzos que hace y me da mucha bronca cuando no mencionan sus logros” contó Angélica, y agregó: “Me dijeron cuando era un chico que tenía condiciones para el ajedrez; lo llevé a Perú 84 y allí en la librería de ajedrez compramos los tomos de Grau. Después lo federaron y él sólo se abrió el camino. Ahora estudia algunas horas menos porque está más metido en la enseñanza; se ve que le gusta, lo habrá heredado de sus padres”

¿El nombre de Sandro tiene que ver con el cantante?

No, fue el nombre que eligió el padre; además su segundo nombre es Fabio, podríamos creer que quisimos que fuera cantante, pero no, sólo se trató de una casualidad.

¿Y a vos Sandro, te molesta llevar ese nombre?

Para nada, y eso que muchos me cargaban con el cantante, pero a mí me gusta toda clase de música, y si bien la de Sandro no está entre mis favoritas, su personalidad y estilo me parecían muy buenos.

La fiesta del 90° Campeonato Argentino Superior de Ajedrez; jugadores, árbitros, dirigentes y autoridades locales, en el cierre

Con la ceremonia de premiación -participó el Secretario de Educación de Vicente López, Ludovico Grillo-  llegó la foto junto a la Copa, los primeros festejos en un lunch que se les brindó a todos los jugadores, y éstas fueron algunas declaraciones que dejó Sandro… el que cada día juega mejor.

El argentino Mareco entre los mejores del Continente, en 2015

Mi nueva idea es prepararme para competir duro en 2016; no sé qué pasará ni hasta dónde puedo llegar, pero quiero hacer ese intento.

No soy un jugador con gran talento; eso puede servirte hasta llegar al título de gran maestro, pero para mantenerte o crecer, el mejor talento es el esfuerzo al trabajo. Tal vez el jugador más talentoso del circuito sea Magnus Carlsen, pero no lo conozco y eso no podría aseverarlo.

Estar entre los mejores del Continente es muy bueno, gané el torneo Zonal, Continental y ahora el campeonato de mi país, pero no fueron cosas que soñaba con cumplir, yo soy de esforzarme para ver si salen, y mi alegría es saber que di todo por eso así lo haya logrado o no.

“En 2012, en Estambul, jugué mi primera olimpíada; me tocó ser 4° tablero. Ahora sé que soy el N°1 de la Argentina, pero no quiere decir que debo ser el N°1 del equipo, eso se charlará entre todos, y si lo mejor para el equipo es que yo juegue en los tableros de abajo lo haré. Debemos seguir creciendo y tal vez, ni en 2016, ni 2018, pero para la olimpíada de 2020 podemos lograr que la Argentina pelee por alguno de los puestos de arriba. Hay que seguir atentamente a jugadores como Carlos Obregón, Alan Pichot o Federico Pérez Ponsa que pueden darle nuevas cosas a un equipo olímpico de ajedrez”. 

“Cuando uno tiene la meta de crecer hay que tener en cuenta muchos factores, estudiar es algo importante, pero también trabajar en la confianza, la resistencia, la parte psicológica, la situación personal y familiar de cada uno; en la alta competencia un pequeño factor que falle puede hacer la diferencia. Esta es una actividad individual”.

¿Entonces lo mejor para un ajedrecista es casarse con una ajedrecista?

No lo sé; creo que lo más importante lo que uno siente por la otra persona, sea o no ajedrecista. En lo personal estoy dedicado a fondo con el ajedrez, incluyendo largos viajes participando en diversos torneo; así es muy difícil formar una familia o dedicarse a ella.

Aunque el ajedrez es lo que más me interesa en la vida, trato, también de hacer cosas. Me gusta ver televisión, me atraen las series, escuchar mucha música, pero lo que más me gusta es juntarme con mis amigos, y ojo, que mis mejores amigos no son maestros de ajedrez.

Sandro Mareco es el primer ajedrecista varón clasificado a la olimpíada de ajedrez en Bakpu 2016; Carolina Luján hizo lo propio al ganar el femenino

¿Mi relación con el GM Ulf Andersson? Yo llegué a él porque cuando luchaba por el título de gran maestro sabía que los finales y pre finales de partidas eran uno de mis puntos débiles. Trabajamos mucho, aprendí y entendí los consejos y poco a poco cultivamos una amistad. No sólo hablamos de ajedrez, también de nuestras cosas, Ulf es un amigo.

Tenés 28 años y al ajedrez lo tomaste en serio desde los 16. ¿Cuál era tú idea de chico, qué carrera te hubiera gustado estudiar?

No, mientras estuve en la escuela nunca hubo nada que me atrapara o que yo pensara quiero ser tal cosa de grande, por eso, cuando descubrí el ajedrez pensé que podía intentarlo y si bien no era de los mejores en las clases, me pareció que era una buena elección la que había hecho. Si no me hubiera ido bien, tal vez me hubiera inclinado hacia la informática o computación, pero nunca se me pasó por la cabeza otra cosa que no fuera el ajedrez.

Lo dijo, Sandro Mareco, el Rey del ajedrez argentino, cuyos dominios se extienden por América toda.

Aquí todas sus partidas en el Argentino 2015.

  • Rober Gonzalez

    Fenomeno Sandro. Muy merecido.

  • http://blogs.lanacion.com.ar/ajedrez/ Carlos Ilardo

    Muy cierto, Roberto. Merecido por su esfuerzo y por la forma en la que consiguió el título; no dejó ninguna duda. Saludos

  • tonysly41 tonysly41

    Con esos premios no me sorprende que muchos de los grandes talentos del circuito se hayan pasado al poker. Pegando una mesa final en una fecha del CAP o en algún torneo de Madero, Rosario, etc… (sin contar los High Roller) te llevas más que el campeón del Superior… es una picardía.

  • Jordan

    Saludos cordiales: Muchas felicidades al GM Sandro Mareco por este magnìfico èxito y un gran año 2015!!El ajedrez argentino lo necesita.Afectos

    • http://blogs.lanacion.com.ar/ajedrez/ Carlos Ilardo

      gracias, Jordan…Seguramente le llegarán tus saludos. Abrazo